jueves, 3 de mayo de 2012

CONSERVAS: POSIBLES PROBLEMAS. CAUSAS Y SOLUCIONES

     Las confituras, mermeladas o jaleas pueden presentar las siguientes alteraciones:

Están liquidas:
     Puede deberse a que se haya usado una fruta con poca pectina, o que no haya cocido el tiempo suficiente para alcanzar el punto adecuado. La solución es añadir zumo de limón o puré de manzana y cocerla de nuevo hasta que alcance el punto adecuado.

Están cristalizadas:
     O bien la fruta es poco ácida o ha cocido tanto que el azúcar se ha concentrado demasiado. En el primer caso, volver a cocerla añadiendo zumo de limón, y en el segundo ponerla en un cazo con agua y limón, mezclándola bien.

Están fermentadas:
     Puede deberse a varias causas, mala limpieza de los utensilios, haber utilizado tarros todavía húmedos, una insuficiente esterilización o un cierre defectuoso. La acción de las levaduras creara burbujas de gas alcohólico en la superficie de la mermelada. Lo mas conveniente es desecharla.

Tienen moho:
     Similar al caso anterior, suele deberse a las mismas causas. Puede retirarse la capa de moho y consumirla rápidamente o volver a esterilizar el bote.


La fruta se ha decolorado:
     Suele ocurrir con frutas que se oscurecen fácilmente en contacto con el aire, como las manzanas, las peras o los melocotones. El problema se puede paliar bañando las frutas en zumo de limón en cuanto se pelan y vigilando que el almíbar de la conserva las cubra en todo momento.

El bote presenta rebosamiento:
     Suele ocurrir con las preparaciones a base de fresas, ya que aumenta de volumen al enfriarse. Para evitarlo lo mejor es dejar enfriar unos 15 minutos removiéndola bien antes de envasarlas, o llegar algo menos los tarros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...