lunes, 28 de mayo de 2012

MI PRIMER PREMIO......


El blog de SAL Y PIMIENTA me ha concedido mi primer premio

Aquí tenéis el link de este buenísimo blog http://salypimienta.blogspot.com.es/
donde encontrareis magnificas recetas.

Por cierto que el premio que me ha dado es el de: A TU DEDICACIÓN A LA COCINA



Por lo que me han dicho debo pasar el premio a 5 blogs.
creo que estos cinco blogs serán muy merecedores de este premio.



Pasaros por todos ellos, todos son diferentes entre sí, pero muy interesantes. Mil gracias a todos por estar a mi lado en esta mi gran afición.

miércoles, 16 de mayo de 2012

COOKIES A LOS DOS CHOCOLATES


Ingredientes:
120 gr.
Harina con 5 gr. de levadura en polvo
120 gr.
Cacao en polvo
120 gr.
Chocolate negro fundido
120 gr.
Chocolate con leche en trocitos de 1 cm.
120 gr.
Mantequilla salada en pomada
300 gr.
Azúcar
3
Huevos batidos
150 gr.
Mantequilla de cacahuete (para el relleno)
50 gr.
Azúcar glas (para el relleno)

Elaboración:
     Mezclar la mantequilla de cacahuete con el azúcar glas y reservar. Fundir la mantequilla con el chocolate negro y dejar enfriar un poco, añadir el azúcar y los huevos, seguidamente incorporar la harina y el cacao previamente mezclados, una vez bien mezclados, añadimos el chocolate con leche.
     Tomar una cucharadita de masa y hacer con ella una bolita entre las palmas, antes de aplastarla ligeramente en la placa del horno. Repetir la operación dejando una separación de 5 cm. entre cada una. Cocer a 170ºC durante 18 minutos, dejar enfriar sobre una rejilla.
     Poner una pequeña cantidad de crema de cacahuete sobre la base de una galleta y tapar con otra galleta, ejerciendo una pequeña presión, para que queden bien pegadas.



CARQUIÑOLIS CON PEPITAS DE CHOCOLATE


Ingredientes:
210 gr.
Harina
10 gr.
Levadura en polvo
225 gr.
Azúcar
75 gr.
Mantequilla en pomada
200 ml.
Huevo (4 aprox.)

Vainilla
250 gr.
Pepitas de chocolate negro

Elaboración:
     Batir el azúcar, la mantequilla y la vainilla e ir incorporando uno a uno los huevos, incorporamos la harina y la levadura, y finalmente las pepitas, mezclar bien. Dividir la masa en dos trozos y dar forma de cilindro de 25 cm. de largo, y los colocamos sobre una lata de horno con papel sulfurado. Enfriar durante 30 minutos.
     Cocer en horno a 170ºC durante 30 minutos. Retirara del horno y dejar enfriar 10 minutos. Cortar rebanadas diagonales de 2 cm. de espesor, colocar sobre la misma lata de horno y cocer 15 minutos más a 150ºC, procurando que queden bien dorados. Dejar enfriar y degustar con un buen café.



CIRUELAS PASAS RELLENAS DE GANACHÉ

Ingredientes:
18
Ciruelas pasas de Agen deshuesadas
150 gr.
Chocolate negro
150 ml.
Nata liquida

Elaboración:
     Llevar la nata a ebullición y verterla sobre el chocolate cortado en trocitos. Dejar que la nata haga fundir el chocolate y remover después hasta obtener una mezcla lisa y brillante. Mezclar todo en la batidora hasta que el preparado quede espumoso y frio.
     Abrir las ciruelas en forma de mariposa. Rellenar de ganaché la manga pastelera e introducir una buena porción dentro de cada ciruela, cerrarlas de nuevo sin apretarlas. También puede añadirse 1 o 2 cucharadas de Armagnac a la ganaché, o recubrir las pasas con 300 gr. de chocolate negro fundido.



TIRAMISÚ CON CHOCOLATE


Ingredientes:
250 ml.
Café fuerte tibio
200 ml.
Amaretto o Marsala
6
Huevos separados en claras y yemas
110 gr.
Azúcar
500 gr.
Mascarpone
30
Melindros o bizcochitos
100 gr.
Cacao en polvo
200 gr.
Chocolate negro fundido

Elaboración:
     Batir las yemas con el azúcar hasta que blanquee, incorporar el mascarpone sin dejar de batir. Montar 3 claras a punto de nieve e incorporar a la mezcla anterior con suavidad. Mezclar el café y el Amaretto.
     Mojar rápidamente el bizcocho en el café y empujarlo al fondo del recipiente, recubrir con la crema y después con una fina capa de chocolate fundido. Colocar un segundo bizcocho mojado en café y cubrir con la crema, para formar una segunda capa. Recubrir con film trasparente y dejar enfriar por 5 horas en la nevera. Espolvorear con cacao en polvo, justo antes de servir.



CREMA TOSTADA AL CHOCOLATE


Ingredientes:
60 gr.
Azúcar
7
Yemas de huevo
700 ml.
Nata liquida
150 gr.
Chocolate negro fundido

Azúcar para gratinar

Elaboración:
     Batir las yemas con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Sin dejara de batir añadir el chocolate tibio y después la nata. Repartir la mezcla en cazuelitas de cerámica o barro y cocer durante 30 minutos a 130ºC. La crema debe pegarse en los bordes y temblar en el centro.
     Dejar enfriar en sitio fresco, y colocar en el frigorífico por unas horas. Justo antes de servir, espolvorear con azúcar y gratinar, o caramelizar con el soplete o la pala candente.



miércoles, 9 de mayo de 2012

JALEA DE MEMBRILLO


Ingredientes:
1000 gr.
Corazones de membrillo
2000 ml.
Agua

Azúcar

Elaboración:
     En un recipiente de acero inoxidable introducimos el agua y los corazones. Se dejan en remojo durante 12 horas, transcurrido este tiempo, ponemos el recipiente a fuego fuerte, y se deja hervir durante 20 minutos.
     Se retira del fuego y se cuela con un colador de ropa, y los restos simplemente se tiran. Se mide el liquido resultante, y por cada litro de liquido incorporamos 500 gr. de azúcar. Estos dos elementos bien mezclados los ponemos a hervir durante 40 minutos, hasta que empiece a espesar. Lo colocamos en flaneras o recipientes en la nevera durante varios días antes de consumirlo.



JALEA DE JAZMÍN O DE ROSAS


Ingredientes:
1000 gr.
De gelatina neutra o de manzana
20 gr.
Flor de jazmín natural o pétalos de rosas naturales
650 ml.
Agua
200 gr.
Azúcar

Elaboración:
     En una cazuela ponemos a hervir el agua a fuego fuerte. Una vez el agua hierva añadimos los jazmines, que sacaremos una vez transcurridos 3 minutos, y ponemos a salvo las flores. En esa agua incorporamos el azúcar y la gelatina.
     Cuando ha hervido a borbotones, se retira el recipiente del fuego. Hay que tener a mano los frascos de cristal en los que depositaremos en el fondo las flores de jazmín que hemos guardado, y verteremos sobre ellas la gelatina. Cerramos herméticamente los tarros y los esterilizamos a baño maría durante 15 minutos.



JALEA DE FRAMBUESAS


Ingredientes:
500 gr.
Manzanas
1000 gr.
Frambuesas limpias (pero no lavadas)
500 ml.
Agua

Azúcar según necesidad

El zumo de un limón

Elaboración:
     Se pelan y descorazonan las manzanas, se trocea la pulpa. Trituramos la pulpa troceada y las frambuesas. En una olla adecuada, colocamos la pulpa triturada, el agua, y los corazones y la piel de las manzanas, se deja cocer a fuego lento, durante 30 minutos. A continuación, se deja escurrir todo durante 3 horas  en un colador de paño, sin estrujar los restos para no enturbiar la gelatina.
     Se mide el liquido escurrido, al que se le agrega 500 gr. de azúcar por cada 500 ml. de liquido. Se pone la mezcla a cocer de liquido, azúcar y zumo de limón a fuego vivo hasta que llegue ebullición, removiendo de vez en cuando para disolver el azúcar. Retiramos con cuidado la espuma que se pueda formar, y dejamos cocer 10 minutos más hasta que alcance el punto de solidez duradera.
     Guardamos el liquido resultante en envases herméticos, cerramos los envases y se dejan a baño maría durante 15 minutos.



viernes, 4 de mayo de 2012

CONSERVAS: ALGUNOS ALIMENTOS QUE PODEMOS USAR

     A continuación os dejo una pequeña muestra de algunos alimentos que podemos utilizar en las conservas y alguna de sus cualidades:
  • Tomates: Es rico en potasio y en vitamina C.
  • Espárragos: Ricos en potasio y vitamina C, son tambien diuréticos.
  • Calabaza: De un tipo de calabaza se extrae el cabello de ángel, muy apreciado en repostería.
  • Setas: Champiñones y níscalos son los mas usados para conservas.
  • Ñoras: Intensifican el sabor de los alimentos a los que acompañan.
  • Ajos: Fuente rica en minerales, especialmente fósforo.
  • Coliflor: Rica en minerales como el potasio y el fósforo.
  • Pimiento: Una de las hortalizas con mas contenido en vitamina C.
  • Alcachofas: Especialmente ricas en potasio y fósforo.
  • Judías verdes: Ricas en potasio, calcio y fósforo.
  • Cebolla: Hortaliza de gran poder terapéutico, rica en potasio.
  • Calabacín: Rico en potasio y vitamina A.
  • Habas secas: Son especialmente ricas en minerales, particularmente en fósforo.
  • Judías blancas secas: Muy ricas en minerales, especialmente potasio y sodio.
  • Garbanzos secos: Son ricas en potasio y fósforo.
  • Grosellas: Por su alto nivel de pectina, no es necesario añadir sustancias espesantes a la jalea.
  • Melocotón: En conserva es un rico postre y muy adecuado para preparar pasteles.
  • Moras: Deben ir acompañadas de sustancias mas ricas en pectinas.
  • Frambuesas: Se acompañan de limón para hacer mas consistente la mermelada.
  • Cerezas: Por su bajo contenido en pectina, a su mermelada se añade manzana.
  • Peras: Son muy digestivas su tiempo de cocción es breve.
  • Plátano: Es especialmente rico en potasio y vitamina A.
  • Pomelo: Destaca especialmente su gran contenido en vitamina C.
  • Dátiles frescos: destacan por ser una fuente rica en minerales.
  • Ciruelas: indispensables para regular el transito intestinal.
  • Kiwi: rico en potasio y vitamina C.
  • Manzana: Muy rica en pectina, es muy útil para espesar conservas de fruta.
  • Fresón: Especialmente rico en minerales como el potasio.
  • Nueces: Son muy ricas en potasio,  fósforo y magnesio.
  • Avellanas: Su alto contenido en minerales y vitaminas A y B las convierte en un alimento energético.
  • Orejones de albaricoque: Muy ricos en potasio y vitamina A.
  • Pasas: Destacan por su contenido en potasio y vitamina E.
  • Higos secos: Son un fruto muy nutritivo, digestible, y muy recomendable como aporte energético.
  • Almendras: Muy ricas en minerales, especialmente en potasio.
  • Castañas: Son muy nutritivas y altamente energéticas, siendo un tónico muscular y nervioso muy apreciado.
  • Jarabe de grosella: Este jarabe resulta ligeramente ácido y destaca por su contenido en potasio.
  • Aceite de oliva: Es el aceite vegetal mas ricos en sustancias nutritivas esenciales; se recomienda el de la primera prensada en frió.
  • Cardamomo blanco y verde: utilizado como condimento, su sabor es fuerte.
  • Vainilla en rama: Una de las especies de sabor y aroma mas dulce y suave.
  • Tomillo: Aumenta la digestibilidad y es un gran tónico circulatorio.
  • Romero: Hierva aromática con propiedades digestivas y carminativas.
  • Jengibre: De sabor dulce, se ha de controlar su uso, pues puede resultar algo fuerte.
  • Anís estrellado: El anís, ademas de ser una hierva aromática, es un fabuloso expectorante.
  • Semillas de mostaza: Se aconseja que acompañe a alimentos proteicos.
  • Clavo: Es una de las especies mas antiguas que se conocen.
  • Canela: Utilizada en repostería y en la elaboración de salsas suaves.
  • Cúrcuma: Tiene la virtud de mejorar la digestión y la de la reabsorción de las grasas.
  • Comino: Gran aromatizador, sus semillas son altamente carminativas.
  • Nuez moscada: Concede un sabor y aroma enérgicos.
  • Eneldo: Suele acompañar a verduras y hortalizas.
  • Sal y pimienta: La sal es un condimento esencial en las conservas; se aconseja utilizar sal yodada.
  • Pimienta negra: Para todo tipo de verduras, salsas, legumbres y arroces.
  • Laurel: Esta planta aromática es un gran tónico digestivo.
  • Pimentón: Se utiliza en las conservas de medio ácido.

TALLER DE ACABADO DE TARTAS

      El pasado día 30 de abril, hicimos en el Centre Civic de Balàlafia en Lleida, gracias a la Dona Balàfia associació, mi primer taller de acabado de tartas desde la puesta en marcha de este blog. 
     Donde mostramos de forma sencilla y entretenida varias formas de decoración y acabado de tartas de diferentes tipos.






    Unas cuantas con bizcocho






     y otras con base de pasta brisa




     Espero que lo encontrarais ameno e interesante.


     Mil gracias a los asistentes y a la Dona Balàfia associació, por esta oportunidad, y espero veros de nuevo en breve.

CONSERVAS: LA ESTERILIZACIÓN

     La esterilización consiste fundamentalmente en someter el alimento al calor durante un determinado tiempo, aislándolo del contacto con el aire en un recipiente herméticamente cerrado. Los mohos y las levaduras se destruyen entre los 65ºC y los 85ºC, pero las bacterias resisten hasta los 115ºC. En casa, estas temperaturas solo pueden obtenerse en olla a presión, y aun así, ello no garantiza la eliminación de las esporas. Por eso es mejor recurrir al proceso de tindalización, esterilizando las conservas durante 45 minutos, dejándolas a temperatura ambiente durante 24 horas y volviéndolas a esterilizar.

Advertencia:
     Si añadiéramos sal a razón de 250 gr. por litro al agua de esterilización, su punto de ebullición se elevara hasta los 108ºC. Cuanto mas ácido sea el liquido usado para las conservas, menor temperatura de esterilización necesitara.
     Por esta razón conviene añadir zumo de limón a todas las conservas de verduras con pH alcalino. El tiempo de esterilización también varia según el tamaño de los envases, por lo que es mas recomendable que no pasen el litro o el medio kilo, y lo mediremos a partir de que el agua del baño comience a hervir.

La tindalización:
     En este proceso, las conservas se esterilizan durante 45 minutos, dejándolas a temperatura ambiente durante 24 horas y volviéndolas a esterilizar. En ambos calentamientos la temperatura rebasara algo los 100ºC. Esto ofrece la ventaja de alterar menos el sabor de los alimentos conservados.

Esterilización en olla a presión:
     Se utiliza principalmente para esterilizar alimentos de pH alcalino, superior a 4,5.
  • En el fondo de la olla se pone una rejilla o un paño de cocina para aislar los tarros.
  • Se llena de agua hasta un tercio de su altura con 2 cucharadas de vinagre para que no se oscurezca la olla.
  • Se pone la olla al fuego y se deja que alcance los 80ºC.
  • Se llenan los tarros que deben estar limpios y templados, se tapan y se meten en la olla, separando unos de otros con papel o trapos. Esto evitara que se rompan durante la esterilización.
  • Se tapa la olla y cuando empiece a salir vapor se deja unos 10 minutos para que salga todo el aire.
  • Se pone la válvula y se ajusta el fuego para mantener la presión. Los tiempos de esterilización para las verduras, según el tamaño de los tarros, van de 30 a 35 minutos.
  • Una vez transcurrido el tiempo necesario, se apaga el fuego y se quita la válvula para que salga el vapor. Se deja enfriar unos minutos a temperatura ambiente y se abre.
  • Debe considerarse de forma aproximada la altitud sobre el nivel del mar del lugar donde vivimos, añadiendo 2 minutos mas de esterilización por cada 300 metros de altura.
Esterilización en el horno:
     Este método se utiliza solamente para la esterilizar conservas de  fruta. Si el horno es de convección por aire caliente, podemos poner bastantes tarros. Si es eléctrico o de gas, hay que introducirlos en varias tandas, pues si el horno esta muy lleno la temperatura no es uniforme para todos los tarros.
  • Si se trata de frutas en almíbar o hechas puré, se calienta el horno a 150ºC. Si son frutas en seco o simplemente con azúcar, basta con 130ºC.
  • Se llenan los tarros hasta 2 cm. del borde y algo mas si es en puré o confitura. Si hay almíbar se golpea un poco contra la mesa para liberar las burbujas de aire que se quedan atrapadas. Se tapan provisionalmente con papel de aluminio. conviene poner un bote extra con almíbar o el preparado que se este usando, para poder rellenar la merma que se produzca.
  • Se meten los tarros en el horno, poniéndolos sobre la rejilla, nunca sobre la bandeja. Esta se pone debajo para recoger las gotas que pudieran rebosar. Los tarros se sitúan en el centro, separados entre si y de las paredes del horno, para que el calor pueda circular.
  • Se esteriliza el tiempo indicado en la receta, que varia dependiendo del tamaño de los tarros: unos 30 minutos para frutas blandas sin apretar, de 40 a 50 si están muy comprimidas y para frutas con hueso enteras, y de 50 a 90 para frutas duras o grandes como manzanas y melocotones.
  • Mientras se esterilizan los tarros, hacer lo mismo con las tapas, hirviéndolas durante 4 o 5 minutos.
  • Retirar los botes con la debida protección y colocarlos sobre una tabla de madera o papel de periódico. Para que no se rompan.
Esterilización en olla normal al baño maría:
     Introducir los envases destapados en una olla con agua caliente, poniendo hojas de periódico o paños en el fondo. Cubrir los envases con papel para aislarlos y que no se rompan.


     Llenar la olla hasta dos tercios de los envases. Conviene que estos sean del mismo tamaño para conseguir que todos se hagan a la vez y obtener un resultado uniforme.


     Poner en el fuego. Si no son alimentos enteros, remover el contenido de los envases con el mango de una cuchara previamente esterilizada. Hervir durante 10 minutos y tapar los envases.


     Cubrir con 5 cm. de agua y dejar a fuego lento con la olla destapada. La temperatura debe subir lentamente, de manera que la ebullición se produzca al cabo de 90 minutos.


     Este método nunca debe usarse para esterilizar conservas de verduras, salvo que se haga por tindalización, como hemos visto, acidificando el caldo de las mismas y salando el agua del baño maría. Puede realizarse de varias formas.

     Con envasado en frió:
     Puede utilizarse para la fruta en almíbar.
  • Se mete esta en un tarro y se cubre con almíbar hasta 1 cm. del borde.
  • Se tapa y se mete en el baño maría cubriéndolo con 4 o 5 cm. de agua. Ésta debe estar hirviendo, y el tiempo empieza a contarse cuando se reanude el hervor.
     Con envasado en caliente:
     Se utiliza para las demás preparaciones, como confituras, mermeladas, jaleas, chutneys, etc. Aunque en estos casos no es realmente necesario por su alto contenido en azúcar, resulta sencillo y asegura una conservación perfecta.
     Se envasa en caliente y se meten los tarros ya tapados en baño maría.
     Se esterilizan normalmente el tiempo que indique la receta, contando a partir del segundo hervor. Es suficiente con 85ºC, pero si no tenemos termómetro podemos dejar que el agua hierva.

     Con precalentamiento:
     Su efecto es eliminar todo el aire del interior de la conserva para evitar alteraciones como el cambio de color y la perdida de vitaminas. Es útil para alimentos crudos que se oscurecen fácilmente al contacto con el aire, como las manzanas, melocotones o peras.
     Los envases deberán esterilizarse posteriormente entre 10 y 30 minutos, dependiendo del tamaño y la preparación que contengan.
     El termómetro es imprescindible. Si no se dispone de uno, puede aplicarse el método rápido, que consiste en hacer hervir el agua en 30 minutos y esterilizar así el tiempo indicado en la receta.

Una pequeña sugerencia:
     Al igual que sucede con las confituras, no es realmente necesario esterilizar las mermeladas. No obstante, y siempre buscando obtener el mejor resultado, es recomendable hacerlo, mas si tenemos en cuenta la sencillez del proceso.
     También es necesario conocer el grado de concentración, ya que un exceso de agua, ademas de hacer las mermeladas demasiado liquidas, facilita la proliferación de microorganismos.
     El tiempo de cocción no es igual para todas las mermeladas y dependerá de varios factores, como el grado de madurez de la fruta, su contenido en agua, su proporción de pectina, su contenido en ácido o la cantidad de azúcar que se les añada.

jueves, 3 de mayo de 2012

CONSERVAS: POSIBLES PROBLEMAS. CAUSAS Y SOLUCIONES

     Las confituras, mermeladas o jaleas pueden presentar las siguientes alteraciones:

Están liquidas:
     Puede deberse a que se haya usado una fruta con poca pectina, o que no haya cocido el tiempo suficiente para alcanzar el punto adecuado. La solución es añadir zumo de limón o puré de manzana y cocerla de nuevo hasta que alcance el punto adecuado.

Están cristalizadas:
     O bien la fruta es poco ácida o ha cocido tanto que el azúcar se ha concentrado demasiado. En el primer caso, volver a cocerla añadiendo zumo de limón, y en el segundo ponerla en un cazo con agua y limón, mezclándola bien.

Están fermentadas:
     Puede deberse a varias causas, mala limpieza de los utensilios, haber utilizado tarros todavía húmedos, una insuficiente esterilización o un cierre defectuoso. La acción de las levaduras creara burbujas de gas alcohólico en la superficie de la mermelada. Lo mas conveniente es desecharla.

Tienen moho:
     Similar al caso anterior, suele deberse a las mismas causas. Puede retirarse la capa de moho y consumirla rápidamente o volver a esterilizar el bote.


La fruta se ha decolorado:
     Suele ocurrir con frutas que se oscurecen fácilmente en contacto con el aire, como las manzanas, las peras o los melocotones. El problema se puede paliar bañando las frutas en zumo de limón en cuanto se pelan y vigilando que el almíbar de la conserva las cubra en todo momento.

El bote presenta rebosamiento:
     Suele ocurrir con las preparaciones a base de fresas, ya que aumenta de volumen al enfriarse. Para evitarlo lo mejor es dejar enfriar unos 15 minutos removiéndola bien antes de envasarlas, o llegar algo menos los tarros.

miércoles, 2 de mayo de 2012

CONSERVAS: TIPOS DE CONSERVAS

     Para elaborar conservas, es imprescindible conocer los diferentes preparados que existen y sus características. Confituras, mermeladas, jaleas, chutneys, frutas en almíbar, frutas confitadas arropes y licores tienen diferentes consistencias y su método de preparación varia según el tiempo de cocción, conservación y los ingredientes que utilicemos en su elaboración.

Confituras:
    Se elaboran cociendo frutas troceadas en un almíbar de densidad determinada, hasta que este las impregne, debiendo quedar los trozos mas o menos enteros. El porcentaje de azúcar suele variar entre el 65% y el 100% del peso de la fruta.
     Cuando se cuece la fruta se apreciara la evaporación del agua que contiene, y se contara el tiempo de cocción a partir de que esta se termine. para asegurarnos de que queda bien, podemos retirar la fruta y continuar concentrando el almíbar.

Mermeladas:
     Son mas sencillas que las confituras, ya que no hay que hacer almíbar. se elaboran cociendo la fruta troceada con el azúcar, hasta obtener un puré gelatinoso, por lo que son la mejor manera de aprovechar la porción sana de los productos que estén deteriorados. Lo único que debemos comprobar es su consistencia final, para asegurarnos de que haya alcanzado la concentración adecuada. El porcentaje de azúcar varia entre el 45% y el 100% del peso de la fruta ya limpia.


Compotas:
     De la misma forma que las mermeladas, esta preparación nos servirá para aprovechar la parte sana de las frutas, aun que su elaboración es un poco diferente.
     pelamos, deshuesamos y troceamos a tamaño medio la fruta, y la ponemos a cocer con el liquido (vino, zumo o agua) hasta que se haya evaporado el liquido. Trituramos la fruta, hasta hacerla puré, añadimos el azúcar, las especies y el licor si lo requiere la receta, y lo cocemos a fuego lento durante 30 minutos como mínimo, hasta que este bien espesa.
     Envasar en caliente, invirtiendo los tarros hasta que estén fríos. para mas seguridad pueden esterilizarse durante 10 minutos al baño maría.

Consistencia de confituras y mermeladas:
     Si se cuenta con un termómetro de almíbar, que resiste altas temperaturas, la preparacion estará lista cuando esta alcance 105ºC.
     Otra manera de comprobarla es introducir un plato en el congelador. Cuando se acerque el tiempo indicado en la receta, retiramos la preparación del fuego y cogeremos unas gotas, que dejaremos caer sobre el plato. Si estas se coagulan, estará lista. también lo estará si, al empujarla con el dedo primero se arruga y, después, el surco que hacemos no se cierra (punto de solidez duradera). 
     También se puede comprobar, dejando caer unas gotas del preparado; si lo hacen de forma pastosa y en grumos, estará lista, sucederá lo mismo si vertemos gotas en un vaso de agua helada y estas no se diluyan.

Jaleas:
     Se elabora a partir a partir del zumo de la fruta, sin rastro de pulpa, hervido con el azúcar, y si esta es poco jugosa, con algo de agua.
     Par obtener una buena jalea, ademas de acertar con la proporción de azúcar adecuada, es necesario que la fruta empleada sea lo suficientemente ácida y rica en pectina para que se forme la gelatina. Si no fuera así, podemos arreglarlo mezclando el zumo con el de otras frutas, ricas en ambas sustancias, como la manzana, que ademas no altera mucho el sabor original. No es imprescindible esterilizarlas, pero resulta interesante como garantía para una buena conservación.

Chutneys y relishes:
     La palabra chutney viene de la raíz sánscrita chatni y literalmente podría traducirse como "para chuparse los dedos". Se trata de recetas originarias de la India, en las que se suelen utilizar frutas frescas o secas, mezcladas con especies, azúcar y vinagre. También se pueden incluir verduras hortalizas o mezclar estas con las frutas. Si las verduras contienen mucha agua, como los pepinos, se pueden dejar un tiempo con sal.
     La diferencia entre un chutney y un relish esta en su textura. El chutney suele ser un puré mas o menos uniforme y espeso, y el relish lleva los ingredientes en trozos.
     Para que los chutneys queden en su punto, se escoge frutas y hortalizas muy maduras, salvo el mango, que se añade verde. Deben cocerse destapados a fuego muy lento durante 1 hora aproximadamente, hasta que se evapore el agua y queden espesos y con el sabor muy concentrado. Estará en su punto cuando no muestre zonas con liquido en la superficie.
     Los relishes se cuecen mucho menos, pues los trozos deben quedar algo crujientes. Las especies pueden añadirse en polvo o cocerse dentro de una bolsita, para poder retirarlas con facilidad. Se puede envasar en caliente o esperar a que estén tibios. Antes de consumirlos, es conveniente dejar pasar de 45 a 60 días para que el sabor se estabilice y el vinagre pierda fuerza. Pueden conservarse durante un año.

Frutas en almíbar:
     Para esta preparacion suelen escogerse frutas de la mejor calidad, enteras y sanas. Se lavan muy bien y se colocan en los envases, bien compactadas. Se rocian con el almibar hirviendo hasta que las cubra y se esterilizan, realizando un precalentamiento previo de unos 10 minutos con los envases destapados.


Arropes:
     El arrope se elabora con zumo fresco de uvas, reducido después de la cocción hasta obtener un almíbar con el propio azúcar de la fruta. También puede llevar algo de miel o trozos de fruta (melón, sandia, membrillo, higos o calabaza) que se cuecen para que queden dulces, pero dejándolos enteros.


Frutas confitadas o escarchadas:
     A grandes rasgos, el confitado es una sucesión de hervores de la fruta en un almíbar, hasta conseguir que este penetre en su interior. El problema radica en que la densidad del almíbar debe ser un poco mayor cada vez y que, entre uno y otro baño, debe de haber un periodo de reposo y espera que varia entre las 12 y 48 horas. El exito también depende de la calidad de la fruta, su madurez y su contenido en agua; la de años lluviosos no se confita bien.


Licores y bebidas de frutas y frutas en aguardiente:
     La base de alcohol suele ser aguardiente, anís o coñac, y se utiliza siempre con azúcar disuelto en frió o preparado en almíbar.
     Un alcohol de poca graduación necesita poco azúcar, mientras que si aumenta los grados precisa mas azúcar para evitar que la fruta quede acartonada. Para mezclarlos se vierte el alcohol sobre el almíbar y no del revés.
     Las frutas pequeñas no se trocean. Las de tamaño mediano y piel blanda se cortan sin pelar y se agujerean con un pincho desinfectado con alcohol. La fruta grande y de piel dura, se pela y trocea. Todas se lavaran y deberían estar secas antes de ser envasadas. Deben almacenarse en un lugar oscuro durante un mes como mínimo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...